¿Cómo instalar un horno eléctrico?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Los hornos eléctricos son magníficos, con estos electrodomésticos podrás preparar en casa todo tipo de deliciosos platos y postres. Si estás aquí es porque probablemente tú ya has pedido el tuyo y quieres saber cómo instalarlo. ¡Sigue leyendo! Porque a continuación te enseñaremos cómo instalar un horno eléctrico.

¿Qué necesitas para instalar tu horno?

Bien, antes que nada, lo primero que debes hacer por supuesto es planificar el sitio en donde colocarás el horno. Posteriormente, realizar el empotrado (considerando las dimensiones del horno que compraste) y armar la conexión eléctrica.

¿Cómo hacer una conexión eléctrica para un horno?

Para dicha conexión, los hornos necesitan una línea directa desde el cuadro eléctrico. Esta línea por lo general consta de un cable de 6 milímetros y 25 amperios, que además cuenta con clavija de fuerza (enchufe macho) en su conexión final.

cuadro eléctrico al cual enchufar un horno

Para una correcta conexión, se debe comprar un enchufe de fuerza adaptado a dicha clavija. De esta forma, la instalación soportará las altas potencias de funcionamiento.

Sin embargo, en caso de que el horno no esté lo suficientemente cerca del mueble, se puede usar un alargador con cable de 2,5 mm y unir ambos extremos a una ficha de empalme, recordando que el cable de tierra es verde y/o amarrillo, el neutro es azul y el cable fase es negro, marrón o gris.

Una vez tengas listo el empotrado y la conexión, los demás pasos a seguir son bastante sencillos. Lo único que necesitarás será un destornillador, bien sea manual o eléctrico, para ajustar los tornillos que trae el horno para fijarlo a la parte frontal del mueble.

Paso a paso para instalar un horno eléctrico

1. Desembalarlo

Con mucho cuidado, utilizando un exacto o cutter, corta el plástico que envuelve el horno. Sácalo con bastante precaución y acércalo al sitio en donde harás la instalación para que, cuando esté todo listo, sólo debas sujetarlo firmemente por sus asas laterales y encajarlo.

2. Cortar la electricidad

Antes de tocar cualquier cable o elemento relacionado con la electricidad, debes dirigirte al cuadro de la luz de tu casa y apagar el diferencial del horno, o en su defecto, el de la zona de la cocina. En caso de no poder cortar la electricidad de forma independiente, debes hacerlo de forma general, en toda la casa.

3. Enchufar el horno

Como la conexión eléctrica ya está hecha, sólo debes enchufar el horno. Al hacerlo, este tendrá energía para comenzar a funcionar, pero aún no debes ponerlo en marcha.

enchufar y atornillar horno

Lo siguiente es proceder a encajar bien el horno en su sitio. Pero antes de hacerlo asegúrate de que los cables queden bien conectados y que queden detrás del horno, que no queden doblados ni en la parte superior del mismo.

4. Encajar el horno

Levanta el horno empotrable siempre por las asas laterales, jamás por otro sitio. Encájalo en el empotrado y empújalo al fondo, de forma que quede alineado con el mueble, sin que sobresalga nada.

En caso de que tu horno sea termo-ventilado, asegúrate de que los laterales tengan al menos una distancia de 2 mm con el mueble para que el aire fluya por allí y el horno se mantenga fresco y no se recaliente.

5. Colocar los tornillos que vienen con el horno

Todos los hornos incluyen tornillos para fijarlos en parte frontal del mueble donde lo colocarás, algunos traen 2 y otros 4 tornillos. Utilizar un destornillador eléctrico o manual para fijar cada uno de los tornillos y que tu horno quede allí estable.

6. Colocar la rejilla de ventilación (opcional)

rejilla de ventilación de horno eléctrico

Este paso es opcional, dependiendo del tipo de horno que has comprado, pues como mencionamos anteriormente, los hornos termo-ventilados dejan fluir el aire por sus laterales y lo expulsan por la bóveda, por eso hay que dejar espacio a los lados.

Pero si este no es tu caso, entonces es recomendable que coloques la rejilla para evitar el sobrecalentamiento del horno. Para hacerlo obviamente debes considerar la rejilla al hacer el empotrado, es decir, debes dejar un espacio arriba del horno para colocarla allí.

Para comenzar con la instalación de la rejilla de ventilación para un horno, debes atornillar sus piezas laterales (que suelen ser de plástico) al mueble, utilizando los tornillos que te ha suministrado el fabricante, por lo general son dos tornillos por pieza.

Posteriormente, hay que encajar las barras horizontales en dichas piezas laterales. De esta forma, tendrás varias barras, con un espacio considerable entre ellas, para que el aire fluya y el horno se ventile correctamente. 

Conclusión

Como has podido ver, instalar tu horno eléctrico sólo requiere de buen ánimo y un poco de paciencia. Siguiendo nuestros sencillos pasos y consejos lo lograrás de forma rápida y con éxito.

horno eléctrico instalado

Deja un comentario